Cloro

La función principal del cloro es destruir microorganismos como bacterias, hongos…

Cuando añadimos cloro al agua, una parte se consume destruyendo los germenes y oxidando la materia orgánica, otra parte queda en el agua como tal, es lo que llamamos cloro residual.

El cloro residual se puede encontrar en dos formas:

Cloro residual total= cloro residual libre + cloro residual combinado

El cloro residual libre: debe estar comprendido entre 0,5 – 1,5 ppm (partes por millón). Si tiene menos de 0,4 ppm el agua está desprotegida frente a posibles contaminaciones.

Si tiene más de 1,5 ppm puede producir irritaciones y molestias al usuario.

 

Existen tres tipos:

  • Cloro líquido más conocido como Hipoclorito. Es instantaneo y usado frecuentemente. De disolución rápida, para dosificar directamente a la piscina
  • En pastillas. Ideal para pequeños particulares que tienen una piscina a la que no le van a dar un uso diario y de pequeñas cantidades de personas. De disolución lenta, ideal para cloración diaria.
  • El granulado. Cuando llueve mucho y tenemos que aportar un rapidamente un extra de cloro, este es el ideal

Desde aquí puedes acceder a nuestros productos de cloro

logotipo-imagen3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s